El comercio electrónico lleva años en alza. La crisis generada por la Covid-19 ha actuado como catalizador en el proceso de crecimiento de este sector hasta convertirse en algo cotidiano; y hasta imprescindible en la vida de los consumidores finales.

¿Puedo tener un E-Commerce en Andorra?

El e-commerce, también llamado comercio electrónico, es una practica revolucionaria no solo por la comodidad que ofrece al comprador sino también por el ahorro en costes fijos que supone para el vendedor al no disponer de una tienda física; y es justo en este punto donde reside la clave del éxito en cuanto a tributación se refiere. Al no disponer de una tienda física, sino que se basa en una tienda online, el comerciante puede establecerse en cualquier parte del mundo para desarrollar su negocio; y Andorra se convierte en un destino muy atractivo donde instalarse.

Ventas a distancia en Andorra

El Principado de Andorra tiene una fiscalidad muy atractiva para el comercio internacional al tener un IVA del 4.5%; tasa genérica que no siempre se aplica. A veces la operación puede no quedar sujeta a IVA por su naturaleza. Cada operación es un mundo y debe ser analizada de forma detallada; pues en función de la localización del destinatario y del tipo de venta puede variar su tributación.

De esta forma, cada vez son más los contribuyentes españoles que por la naturaleza de su negocio, pueden trasladar su centro de intereses económicos a Andorra; al no tener ni tienda física ni almacén en muchos casos, ni tan solo una oficina, sino que directamente trabajan desde su domicilio. Como comentamos en anteriores posts, el fácil desplazamiento sumado a la baja tributación del territorio andorrano (10% de Impuesto de Sociedades y un 4.5% de IVA) se convierten en la combinación perfecta para que los negocios de comercio online proliferen.

Régimen especial de Ventas Online en Europa

Debemos tener en cuenta que Andorra no forma parte de la Unión Europea, por lo que el nuevo régimen de la UE que facilita las ventas a distancia de comercio a particulares (B2C) al considerar todo el territorio europeo como un solo país a efectos de IVA, no se aplica; y bajo cualquier concepto, la entrada y salida de productos de Andorra deberá pasar por un proceso aduanero. Por ello, las ventas desde Andorra no se consideran una operación intracomunitaria; sino una importación para el resto de los países de la Unión.

Es por eso, que recomendamos a nuestros clientes que previo a cualquier operación, nos consulten qué tipo de producto es el que quieren comercializar; y analizar, de esta forma, el proceso aduanero por si está cargado con algún arancel que condicione la viabilidad de la operación comercial.

Fullfilment

Existen varias formas de comercio online y una de las más comunes junto al “dropshipping”- que comentaremos seguidamente, es el Fulfillment; que básicamente define el proceso de recepción del producto, empaquetado y envío. Como territorio localizado entre dos grandes mercados mundiales como Francia y España, Andorra es un punto de localización estratégico para este proceso de ventas; gran parte de la población habla tanto francés como español y pese a que al los productos deben pasar por un proceso de aduanas, cosa que puede encarecer el proceso, el ahorro fiscal compensa dichos gastos. En ningún caso, los costes de aduanas llegaran al nivel del ahorro de impuestos por lo que sigue siendo un modelo atractivo.

Recomendamos que cuando se trate de fulfillment a través de Amazon, se pongan en contacto con nosotros antes de formalizar cualquier operación; pues al ser un país no comunitario, las condiciones pueden cambiar.

Dropshipping

Por el contrario, el dropshipping evita todo el proceso de almacenaje, pues el proveedor actúa directamente como un simple intermediario; sin llegar a recibir el producto en ninguna fase del proceso. Básicamente, se trata de una operación triangular en la que un intermediario pone en contacto al proveedor con el consumidor final. Por lo que eliminamos, en este caso, el proceso de aduanas al realizarse el envío directamente, no hay ni compra ni almacenaje, por lo que, mediante este proceso, eliminamos el problema de las aduanas; manteniendo la ventaja que ofrece el ahorro de impuestos al poder ofrecer precios más competitivos que otros países con una carga fiscal mayor.

Cada vez son más las solicitudes de asesoramiento que nos llegan de clientes que quieren trasladar su negocio a nuestro territorio y el hecho de que la normativa europea no se aplique en este tipo de operaciones desde Andorra, implica que cada caso tenga una casuística especifica y por ende, recomendamos ponerse en contacto con nuestros asesores para tratar el caso con cautela y recibir el mejor asesoramiento posible. Antes de realizar cualquier operación, deben conocerse sus implicaciones fiscales y las alternativas óptimas.

No dude en contactar con Andorra Tarinas, en caso de necesitar ayuda. Nuestro equipo de profesionales le asesorará.