Todo empresario y emprendedor buscan la manera de dar más rentabilidad a su actividad. Una de las opciones más interesantes para estos empresarios es la creación, movilización o domiciliación de sus empresas a un país con un prestigio empresarial importante y una baja tributación, como puede ser en el caso de Andorra.

A este prestigio empresarial se le suma la transparencia que los bancos han adquirido desde el 2015 hasta la actualidad; así como la homologación de los estándares internacionales en materia de transparencia fiscal y Prevención al Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo. Estos hechos provocan que el atractivo de una empresa con marca “Andorra” tenga más peso que nunca.

Domiciliar una empresa en Andorra

Diferencias entre domicilio social y fiscal

Cuando un empresario decide domiciliar su empresa en Andorra, esto comporta que tenga que dar una dirección en su domicilio social. Este domicilio social es el que puede ser conocido por sus clientes y proveedores y necesariamente no tiene que coincidir con el domicilio fiscal.

En este sentido, es importante explicar la diferencia entre el domicilio social y el domicilio fiscal.

Por un lado, el domicilio social acostumbra a ser la sede social de la empresa, la dirección que consta en los estatutos sociales de la sociedad y en el que se llevarán a cabo todas las actividades y operaciones de esta. Por otro lado, el domicilio fiscal es la dirección mediante la cual el empresario mantendrá las relaciones con la Administración Pública.

Con el fin de evitar que las empresas tengan un domicilio falso o que solo se haga por motivos fiscales; la ley andorrana obliga a las empresas a tener un espacio físico, a disponer de un domicilio social real.

Obligaciones al domiciliar una empresa

En Andorra, es común que los empresarios o autónomos por cuenta propia registren su vivienda habitual como domicilio fiscal; y que el domicilio social lo registren a una oficina ubicada en un centro de negocios, local comercial o cualquier otro lugar que cumpla con la naturaleza del negocio.

Para domiciliar una empresa en Andorra se tienen que cumplir una serie de obligaciones impuestas por ley, las cuales son:

  • Disponer de una dirección física. En caso de ser una vivienda particular, necesariamente tiene que existir un espacio físico destinado en la actividad; el cual podrá ser verificado por parte de un inspector del Departamento de Comercio.
  • Facilitar el boletín eléctrico donde conste un certificado de conexión eléctrica individual.

Tener contratado un extintor y cumplir con su mantenimiento.

Los Coworkings

Por otro lado, también hay que destacar la existencia de oficinas virtuales. Las cuales son una opción de domiciliación social para aquellos empresarios que no tienen un domicilio físico o que no quieren poner como domicilio su propia vivienda. Para estos casos, la mejor opción, la más económica y eficiente es contratar un coworking. El coworking se trata de una oficina compartida con otros profesionales con diferentes intereses, que permite ahorrar en costes e intercambiar pensamientos e ideas con otros empresarios.

En el Principado de Andorra hay varios, todos con precios y características similares.

Cuando se contrata un coworking se puede disfrutar de la ventaja de disponer de una dirección de prestigio, y además, permite compartir la infraestructura y beneficiarse de los servicios de secretaría y mensajería.

Como Andorra se posiciona como uno de los referentes empresariales gracias a las facilidades que pose a los empresarios para constituir en su país la sede de sus empresas; varios inversores han visto un negocio en los coworkings y es por esta razón que hay varios espacios destinados a esta actividad.

El precio medio del servicio coworking es de 280€ mensuales.

Restricciones de las empresas offshore

Una empresa offshore es aquella que está domiciliada a un paraíso fiscal o una empresa la cual no está sujeto a los impuestos de su jurisdicción de origen.

A pesar de tener una baja tributación, Andorra no se considera un paraíso fiscal. En consecuencia pone mucha atención a que las empresas offshore no establezcan su domicilio en el Principado para evadir impuestos. Es por eso que Andorra ha prohibido las empresas offshore.

Si estás interesado en obtener más información sobre cómo domiciliar tu sociedad en Andorra, saber cuál es la mejor opción para tu empresa y qué limitaciones existen en el Principado para abrir un centro de actividad, Andorra Tarinas está dispuesto a asesorarte de la mejora manera.

No dude en contactar con Andorra Tarinas, en caso de necesitar ayuda. Nuestro equipo de profesionales le asesorará.